martes, 29 de enero de 2013

LA SOMBRA DE LA LUNA

Sucedió cuando nada sucedía...
¡la luna se desvistió!
Los pasos se hacían inciertos
¡los besos dejaron de serlo!
... Ella susurraba

Sucedió cuando no pude rimar
¡un te quiero!
cuando de mis labios no surgía 
¡una prosa exacta!
cuando pude abrazarte en silencio
¡de mi boca no salían palabras!

Su reflejo fue mi reflejo
¡me convirtió en sequía de viento!
serenidad intacta de otro tiempo
¡caminando despacito
por el más bello silencio!

Sucedió cuando no escuché al sabio
¡cuando no miré al loco!
cuando despeiné la idea del cuerdo
¡mientras ella quitaba el disfraz
que cubría mi cuerpo!

Y fui árbol en  un desierto,
gota de agua sedienta 
¡de un mar que estaba muerto!
Sueño de otro sueño,
bohemia loca sin arrugas 
¡haciendo sombra en su cielo!

Sucedió cuando dejó 
de existir el ocaso,
cuando el amanecer 
¡bailó entre mis brazos!
cuando la sensatez 
¡se hizo deseo!
y mi cuerpo ya era sombra 
¡vagando sola en su cielo!





1 comentario:

  1. Casi todo lo que nos marca, sucede cuando nada sucede.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar